La guía de alimentación del recién nacido que NECESITAS

Si acabas de ser mamá o estás a punto de serlo, esta guía de alimentación del recién nacido es todo lo que necesitas. ¿No nos crees? Sigue leyendo…




¿Con qué alimento a mi recién nacido: pecho o biberón?

Es la gran pregunta de todas las mamás que acaban de empezar con la alimentación de su pequeño.

Desde la Academia Americana de Pediatría se recomienda utilizar en los primeros seis meses de vida del bebé la lactancia materna como única alternativa.

A partir de los seis meses se pueden incluir alimentos sólidos, pero según la citada asociación no hay por qué dejar de dar el pecho al lactante a partir de esta edad, pudiendo pasar el año de lactancia materna si así lo desea la mamá.

No puedo (o no quiero) dar el pecho a mi bebé: ¿hay algún problema?





No, en el caso de que no quiera dar el pecho a su bebé, no hay ningún tipo de problema. Puesto que ya sea a base de lactancia materna o biberón las necesidades nutricionales del pequeño quedarán cubiertas y crecerá feliz y sano.

Si por si acaso estás en contra de la lactancia materna, te dejamos un vídeo muy recomendable:

¿En qué situaciones NO es recomendable la lactancia materna?




No siempre es posible la lactancia materna, por diferentes motivos y posibilidades, que mostramos a continuación:

  • Cuando la madre no quiere dar el pecho. Puede parecer raro, pero a los bebés hay que darles el pecho cada 2 o 3 horas y hay mamás a las que les resulta incómodo o no quieren.
  • Por motivos laborales: si el trabajo es fuera de casa, la lactancia materna no será posible (o no siempre). Lo ideal en estos casos es alimentar al bebé con leche de fórmula, así el papá podrá alimentar a nuestro bebé por nosotras.
  • Por la salud de la madre: si la mamá está enferma,  o se encuentra tomando medicamentos, no podrá dar el pecho al lactante, a menos que se lo recomiende el pediatra. Por lo tanto, cuando se encuentre baja de salud es mejor que todas las dudas con respecto a la lactancia se las resuelva el pediatra.

La leche de fórmula: ventajas principales

La leche de fórmula tiene varias ventajas sobre la leche materna. Y algún que otro inconveniente que también es importante tener en cuenta.

Las principales ventajas de la leche con fórmula de la leche materna son:

  • Mayor comodidad: hay madres que tienen pudor o vergüenza a dar el pecho en público porque, desgraciadamente, todavía hay determinados prejuicios que dificultan esta práctica.
  • Alimentación nutritiva: la alimentación con fórmula es sana y nutritiva.
  • Menos comidas necesarias: el estómago de nuestro peque asimila la leche de forma más lenta o paulatina que la leche materna, por lo que se requieren menos comidas al día para su alimentación.

Desventajas de la alimentación de fórmula

La alimentación mediante fórmula también tiene unas cuantas desventajas que enumeramos a continuación:

  • La leche de fórmula es cara: no vamos a engañarnos, la leche de fórmula es sana, es nutritiva y es cómoda, pero también es cara. Y es un punto importante a la hora de tomar una decisión en la alimentación de los más pequeños.
  • Hay que tener mayor organización: Cuando decides utilizar este tipo de alimentación, tienes que organizarte mejor. Es vital tener suficiente comida de fórmula, biberones limpios y listos, tetinas esterlizadas…

En cuanto a la alimentación del recién nacido, ¿lactancia materna o leche de fórmula?

Nuestra recomendación es combinar ambos tipos de alimentación, según el momento. Sobre todo porque combinando las dos te adaptarás mejor a todas las situaciones posibles.

Preguntas frecuentes sobre la alimentación del recién nacido

  • ¿Cuántas comidas debe tomar mi recién nacido?

Dependerá de cada caso, pero generalmente, en los primeros treinta días de vida del pequeño las tomas se suelen mover entre las 8 y 12 diarias.

  • ¿Cómo sé si mi bebé tiene hambre?

Hay varios signos o señales que indican que tu pequeño tiene hambre. Los pediatras suelen destacar los siguientes.

  1. que el bebé abra la boca o saque la lengua
  2. que el peque se meta las manos en la boca
  3. que busque el pecho materno
  4. mover la cabeza y estar más inquieto de lo normal
  • ¿Qué horario es más recomendable para alimentar al bebé?

No tienes que seguir unas pautas horarias para alimentar a tu bebé, es decir, no hay unas horas fijas y determinadas más recomendables que otras.

Por comodidad y rutina el horario de alimentación se establecerá solo.

  • ¿Como tener la seguridad de que mi bebé está comiendo bien?

Si notas que finaliza cada toma o comida sin querer más, hace sus necesidades con regularidad (por ejemplo, moja entre seis y diez pañales diarios) y está aumentando de peso, podéis estar tranquilos, que vuestro peque está comiendo bien.

Aunque siempre es fundamental visitar al pediatra con regularidad en los primeros meses.

  • ¿Mi bebé necesita algún tipo de suplementación alimenticia?

No es necesario dar a nuestro bebé suplementación adicional a su alimentación, puesto que con la lactancia materna y la leche de formula se cubren todos los requisitos de una buena alimentación del recién nacido.

Información adicional sobre la alimentación del recién nacido

Si queréis información adicional os recomendamos este post de la web guía infantil donde se recomiendan más trucos y consejos para alimentar bien a vuestro bebé.

Si queréis indagar un poco más en la lactancia materna, tenemos un artículo de la Wikipedia claro y conciso

Si necesitáis leche de fórmula, podéis encontrar en nuestra propia web

Y hasta aquí nuestra guía de alimentación del recién nacido. Aunque antes de irnos nos gustaría saber vuestra opinión ¿dais leche de fórmula a vuestro peque o preferís la leche materna? ¿Dais algún tipo de suplementación alimenticia a vuestro peque?

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *